7.31.2009

Siempre quise ser productora para llamar al kiosco

En reproductora se larga la sección "DE GÉNERO", para que las mujeres se descarguen y los hombres le pongan el pecho a las balas y viceversa. A pedido mío, la inaugura una super productora, hoy coordinadora del informativo de una radio en ascenso.

Ana Carla Faunes -
Periodista por oficio, animal de radio por experiencia, mujer y argentina por destino, cuenta historias por opción

Nuestro anti-rol en los medios.

Cuando una comienza su carrera profesional en los medios, se enfrenta a todo un desafío. No sólo porque la inserción de por sí es difícil -ya que hay que estar dispuesta a trabajar por un par de pesos, soportar ciertos humores y demàs cuestiones que seguramente ustedes conocen- sino, además, hay que enfrentarse con el hecho de que una es mujer (y no quiero con esto emular a ¡La Gran Nacha!) ¿Y qué mujer? No estamos hablando de un 90-60-90, ni de un metro ochenta de estatura. No. Sino sería todo mucho más fácil, aunque nuestro crédito profesional estaría siempre ligado a los callos que una puede desarrollar en las rodillas y a la infinidad de muchachos (verdaderos o falsos) que han disfrutado de nuestra compañía. Pero insisto, este no es el caso. Es sólo uno más, un caso común, como el de la mayoría de las jóvenes profesionales de nuestro medio.

Cuando empezás a trabajar en una radio, en tv o en la redacción de un diario, y estás en un equipo de hombres y mujeres, comienza el... ¡PRIMER DESAFÍO! ¿A quién le pide el Jefe el café? ¿Al chico o a la chica?

_ ¡Si! ¡Ganaste! Siempre, pero siempre (como una verdad revelada) es a LA CHICA.

Y así comienza nuestro derrotero en este medio. Con vasito extraído de la máquina de café o en el mejor de los casos con la taza humeante en nuestra mano. Cumpliendo nuestro rol profesional/social/familiar o como quieras justificarlo. Pero ahí estamos, en esa situación. Y a la que me diga que nunca lo hizo... no le creo.

Seguramente ésta -o alguna circunstancia similar- te pasó a vos. ¿O no?

Y si sos varón, y llegaste a este punto ¿cuál fue tu experiencia? ¿cuándo te sentiste una chica por hacer lo que pide el jefe? O mejor... una confesión. ¿cuándo sometiste a una chica a cumplir su rol de género? eso sí, no estamos hablando de acoso. Jaja!

4 comentarios:

M dijo...

Ja! Sin tendrás razón, querida... Mi rubro es otro completamente diferente, pero en mi profesión todos debemos pagar derecho de piso, y si el jefe es hombre (que por suerte es cada vez menos numeroso, al menos juzgando por el número de futuros profesionales (estudiantes) actuales, se perfila así)es mucho más probable que tenga de "asistentes personales" a mujeres antes que a hombres. La igualdad de género no creo que se haga realidad nunca, simplemente, porque somo géneros distintos (pido perdón por mi modo de explicarme, no sé si soy clara.) En fin, saludos, seguiré leyéndote :)

bishoujosenshi dijo...

Hola!
Estoy estudiando produccion de radio, actualmente tengo mis programas en una radio zonal... Lo primero que me pasó, fue que al momento de tirar que iba a hacer los programas, uno de los pibes de la radio enseguida salio a decirme si quería que me hiciera las artisticas, como si yo fuera una inculta incapaz de hacer una artistica.
Acostumbrada como estoy a trabajar en ambientes de hombres (soy analista de sistemas) le puse el pecho a las balas y le dije que podía sola...
Solo hace un par de meses que me admitio que tengo capacidad.
No existe la igualdad de género, mucho menos en un país tan machista como el nuestro.
La igualdad en la remuneración por igual puesto es una gran mentira... pero bue... hay que seguir peleandola, haciéndonos un lugar en todos los aspectos laborales.
A darle para adelante, muy bueno el blog.
Saludos.

Agite Cultural dijo...

Anita querida!
Tanto lío por un cafecito?
Conozco un productor radial(hombre)que una de sus tareas consistía en hacerle el mate a la conductora del programa (mujer).
Como la dama en cuestión es más que insoportable día a dia el agua del mate salía con un regalito salival de parte del productor. Vos no habrás hecho lo mismo con los cafés, no?

Silvio dijo...

Excelente relato de una vivencia. Seguiré leyéndote. Besos. Silvio

30.000

30.000

Seguidores